Intercambio entre animadores, la última apuesta del Proyecto Suriya

17-07-2019

Siete jóvenes sirios y uno español participan este verano en un intercambio de animadores salesianos. Esta es la nueva acción del Proyecto Suriya, que busca hermanar a los niños, niñas y jóvenes de los centros juveniles de ambos países.

Los jóvenes de Alepo y Damasco participarán durante estas semanas en diferentes actividades de verano de varios centros juveniles salesianos de España. Con esta experiencia de intercambio se quiere hacer posible una acogida e intercambio de experiencias entre animadores sirios y españoles. Rita, Talin, Anna, Joelle, Reem, Tala y Amer, divididos en dos grupos, podrán disfrutar como animadores y animadoras en un campamento en Sanlúcar La Mayor (Sevilla) y otro en Somalo (La Rioja) del 18 al 29 de julio. Después, participarán en los campamentos urbanos de Vigo y Ourense. También podrán tener tiempo para hacer turismo y conocer Madrid y Santiago de Compostela.

Además, Benjamín Morales, animador del Centro Juvenil Francisco Míguez de Málaga, emprenderá un viaje hacia Damasco el próximo mes de agosto. Allí se reencontrará con algunos amigos que conoció en Confronto, un encuentro entre animadores salesianos de Europa y Oriente Medio. Desde entonces, ha mantenido el contacto con ellos pero a medida que pasaba el tiempo “me iba surgiendo la inquietud de ir allí y ver las cosas por mí mismo”, cuenta Benjamín.

“Este proyecto, que empezó hace 3 años con una vigilia simultánea por la paz, es más que una iniciativa solidaria, pues busca ese hermanamiento entre los niños, niñas y jóvenes de ambos países”, declara Santi Domínguez, promotor del proyecto. Mediante festivales, mercadillos o fiestas del bocadillo solidario, los centros juveniles han enviado a Siria, en tres años, unos 20.000 euros. Con ese dinero, los salesianos sirios han podido comprar material escolar y organizar actividades, como sacar a los niños unos días de la ciudad en verano.

Después de esta experiencia de intercambio, la Confederación Don Bosco quiere darle un nuevo giro al proyecto. “Queremos reorganizar el proyecto para apoyar un plan de emprendimiento juvenil que han puesto en marcha los salesianos de allí. Así, cada centro de España se comprometería a financiar el plan de negocio de un joven en Siria. De este modo, podría haber un contacto más directo entre los centros y los jóvenes a los que ayudan”, explica Santi Domínguez.

Para seguir reuniendo fondos, el Proyecto Suirya ha lanzado unos lápices de colores solidarios, bajo el lema “Don Bosco pinta el verano”, que pueden ser conseguidos enviando un correo aproyectosolidario@confedonbosco.orgSi quieres colaborar, también puedes organizar eventos para recaudar fondos en tu centro juvenil, difundir el proyecto en tus redes sociales o hacer un donativo en la cuenta habilitada para ello.
 
LA CAIXA: ES50 2100 1464 4902 0009 8999