Nuestro proyecto educativo-pastoral propone la clave educativa como verdadera mediación que lleva a las personas hacia su pleno desarrollo humano y cristiano.

Compartimos la necesidad de articular verdaderos procesos educativos para ayudar a niños, niñas, adolescentes y jóvenes a desarrollarse plenamente.

El trabajo pastoral debe ser garantía de un avance que nos va acercando a todos a la única gran meta salesiana, que no puede ser otra que la de «formar honrados ciudadanos y buenos cristianos».

Nuestro enfoque pastoral es característico de todas nuestras actividades y está basado en el Cuadro de referencia de la Pastoral Juvenil Salesianas.